El día que, en un helicóptero, volé sobre Estambul

De viaje por el Mundo
8 Mayo, 2016 / By / Etiquetas: , , / Post a Comment

Existen pequeños placeres que siempre he querido tener. Admito que algunas veces rompo los límites de mi presupuesto por disfrutar de las cosas de las que me he antojado: una noche en un hotel boutique, la especialidad de un restaurante caro o uno que otro tour no muy barato. En Turquía mis antojos dirigieron su mirada al cielo y me llevaron a tener una vista diferente de su ciudad más importante. Esta es la crónica del día que volé en helicóptero sobre Estambul. Un día que nunca olvidaré (Aquí puedes ver parte del vuelo).

La cita era a las once y veinte de la mañana en la estación de ferry de Eminönü. A esa hora Emre (el dueño de la agencia de viajes que organizó el vuelo) me recogería y llevaría al helipuerto desde el cual despegaría una hora después. Ansioso y un poco temeroso de llegar tarde a la cita, salí de Kadiköy dos horas antes, rogando porque no me subiera en el barco equivocado, no me confundiera de lugar o – por causa de la infaltable ley de murphy – fuera víctima de cualquier inconveniente que me impidiera abordar el helicóptero.

Volando en helicoptero sobre estambul

Mi helicóptero 😀

Tour sobre Estambul en helicoptero

De un lado Europa y en el otro Asia, comunicadas por este enorme puente

La mañana era perfecta. El cielo estaba despejado y el clima parecía haber escuchado mis plegarias anteriores, como diciendo “Si quieres volar sobre Estambul, hazlo, hoy te daré un día soleado para que disfrutes la ciudad”. En el carro, mientas Emre me contaba la historia de su agencia de viajes, la reducción de turistas que han visitado Turquía en el último año y la fecha en que se inauguraría el nuevo estadio del Besiktas, yo no paraba de imaginar el momento en que estuviera en el aire.

Al legar al helipuerto ingresé a una pequeña sala de espera y comprobé lo que Emre me había dicho minutos antes. La mayoría de las personas que tomaban este tour no eran turcos, sino ciudadanos extranjeros (generalmente europeos, estadounidenses o árabes), que querían ver la ciudad de una forma diferente. Y entre todos ellos, yo, infiltrado por el hecho de tener un blog de viajes y lejos de considerar este viaje como algo normal y rutinario.

Tour en helicóptero sobre Estambul

Desde el aire las mezquitas se ven más bonitas

Tour en helicóptero sobre Estambul

La torre de Galata

Llegó la hora y nos autorizaron subir al helicóptero. Seis personas atrás, en esa máquina amarilla que en pocos minutos nos llevaría al centro de Estambul, y yo – sintiéndome la persona más afortunada de la tierra – al lado del piloto, con la misión de captar en fotos y videos una experiencia que difícilmente se puede reproducir en archivos digitales. Una señas para que me pusiera los audífonos, indicaciones para que dejar de mover los pedales y estábamos listos para despegar.

Tal vez es por ese deseo de volar que el hombre siempre ha tenido, porque era la primera vez que me montaba en un helicóptero o porque me emocionaba reconocer los lugares que el piloto señalaba (algo que en el fondo me hacía sentir un conocedor de Estambul), pero creo que desde el aire todo lo veía más bonito. Sobrevolamos por el último puente que conecta el lado europeo con el asiático, pasamos por encima de miles de techos rojos, decenas de banderas turcas, murallas de épocas antiguas, mezquitas de delicada belleza, barcos que desde lo alto parecían de juguete, y aún había más.

Tour en helicóptero sobre Estambul

Estambul moderna

Tour en helicóptero sobre Estambul

Chao helicóptero

Con movimientos suaves y preciso, nuestro helicóptero se acercó a Beyoğlu y en pocos segundos vimos la silueta de los lugares más representativos de Estambul: la mezquita azul, Santa Sofía, la Torre de Galata, Istiklal y su desembocadura hasta Taksim. Por un momento quise que el vuelo se extendiera y que pudiéramos seguir volando por cada rincón de la ciudad, aunque sabía que con lo que había visto sería suficiente para ser feliz por muchos años.

De vuelta al helipuerto no pude ocultar mi alegría. Habían sido quince minutos que me parecieron cortos (como todo lo bueno en la vida), pero que llenaron la expectativa que durante los días previos había tenido. Ahora podía decir que la primera vez que volé en un helicóptero lo hice en una de mis ciudades favoritas, y que conocía un poco más de Estambul porque la había visto desde una nueva perspectiva. Me despedí del piloto con un poco de nostalgia, esperando que algún otro momento pudiera sentir el viento de las hélices y el cosquilleo de cumplir un sueño.


Este viaje en helicóptero fue posible gracias al apoyo de Istanbul Helicopter Tour (+90 0212 514 02 02), compañía que ofrece diferente opciones de vuelo sobre Estambul para diferentes presupuestos: desde un tour de 45 minutos por el Cuerno de Oro, el área histórica de la ciudad, el bósforo y las Islas Príncipe (450 euros por persona), hasta una opción más económica (que también incluye el Cuerno de Oro, la península histórica y el bósforo), de 15 minutos de duración, por 150 euros. Todos los tours ofrecen el traslado (ida y regreso) del hotel al helipuerto.

Sin embargo, para los lectores de deviajeporelmundo.co hay un precio especial. En vez de pagar los 150 euros que cuesta el viaje de 15 minutos del domingo, cancelarán 135. Para acceder a esta promoción pueden enviar un correo electrónico a “emre@istanbulhelicopters.com”, o a “contacto@deviajeporelmundo.co”

You Might Also Enjoy Reading