Volver a Estambul (Turquía 2016)

De viaje por el Mundo
1 Mayo, 2016 / By / Etiquetas: , / Post a Comment

Desde la primera vez que llegué a Estambul muchas cosas han cambiado. Sin embargo, la mezcla de emoción y expectativa nunca desaparece. En cada nueva visita, sin importar si voy a un lugar en el que no he estado o repito los mismos sitios, siento que aprendo algo desconocido de la ciudad. Es como si de a gotas, en pequeñas dosis, fuera descubriendo las entrañas de la antigua Constantinopla.

Otra vez quise pasar mi primera noche cerca de la Torre de Galata. Solo que esta vez me acerqué un poquito más: dormí en un hotel que queda al frente, a no más de veinte metros de distancia y que tiene un restaurante con una terraza de vista privilegiada. En el hotel mi hicieron sentir como un caballero (siempre me llamaron “sir”), pero en el restaurante me ignoraron completamente (creo que pensaron que sólo había ido a tomar fotos).

Paradójicamente, aunque me gusta ver la Torre de Galata, nunca he estado en su interior ni subido a su cima. Supongo que estoy esperando hacerlo con mi futura esposa, porque según dice la leyenda turca, con la persona que se suba por primera vez será con la que la que uno pasará el resto de su vida.

Torre de Galata1

Torre de Galata

Bosforo

La vista desde el restaurante

Desde el improvisado balcón de mi habitación vi el sol caer y el cielo pintarse de naranja. Saqué mi cámara e intenté capturar el movimiento de las gaviotas que rozaban los tejados cercanos. Escuché la oración de la tarde y por un momento creí que no existía un sonido diferente, como si cada una de las paredes de los edificios vecinos amplificara las plegarias y callara el ruido de la ciudad.

De nuevo caminé Istiklal con la idea de llegar a Taksim y comer la famosa islak (o ‘wet burger’) en ese pequeño local que presume de hacer las mejores del país (Kizilkayalar). Pedí una, luego otra y al final una más. Contenerse es difícil, su suave textura es adictiva.

En Tünel miré muchas cámaras, una oscuridad extraña y personas esperando a que algo pasara. Me detuve y me dejé cautivar por la curiosidad. A los pocos minutos una proyección de luces iluminó las históricas edificaciones que parecían moverse y tener vida propia. Drones se movía de un lado a otro y varios camarógrafos graban la reacción de quienes presenciábamos el espectáculo patrocinado por Turkcell.

Estambul3

Estambul

Gaviota

Una gaviota

Caminé un rato mas por Istiklal y luego regresé al hotel. Fue un día corto en el que reservé energías para todo lo que me esperaba en Turquía: sobrevolar Estambul desde un helicóptero, recorrer cada rincón de Capadocia y verla montado en un globo, ir al sur del país y descubrir los encantos de Antalya, admirarme con la belleza de Pamukkale y despedirme con una hermosa atardecer en kusadasi. Pero, claro, esas ya son otras historias.


Gran parte de esta “Expedición Turquía 2016” fue lograda gracias al apoyo de Ada Vegas Travel, una agencia de viajes fundada en 1993, que se especializa en visitantes latinoamericanos, y a la que definitivamente recomiendo.

You Might Also Enjoy Reading