Mis primeras impresiones de Palma de Mallorca

De viaje por el Mundo
18 Abril, 2017 / By / Etiquetas: , , , / Post a Comment

A Palma de Mallorca llegué casi por accidente, por casualidad, por ser la ciudad que me serviría de puente para llegar a Alemania de la manera más barata, aunque después me diera cuenta que era un sitio tan popular entre los turistas de ese país que lo que uno se ahorraba en el avión lo terminaría gastando en otra parte. Sin embargo, si el destino había dispuesto que encontrara un vuelo que por sólo 9 euros me llevara desde Madrid a la isla, y después por otros 9 euros pudiera llegar a Frankfurt, por algo sería y no estaba dispuesto a desaprovechar la oportunidad.

No, este no es un post patrocinado por Ryanair

A la orilla de la catedral

Al salir de la España continental vi una pequeña isla cerca de la costa y pensé que esa era Mallorca. No podía estar más equivocado. El avión continuó su rumbo por casi una hora más y al descender se hizo visible una tierra que parecía no tener fin. “La isla es más grande de lo que imaginaba”, reconocí un poco avergonzado por no saber que la “isla mayor” es la más extensa del archipiélago balear.

Palma de Mallorca

Palma de Mallorca

Ya en tierra y después de dejar el aeropuerto en la línea uno del bus, me encontré con una ciudad moderna – de más de 400 mil habitantes – que convive con su esplendoroso pasado y con un tsunami de turistas que inundan cada una de sus calles. ¿Cómo explorarla? De una forma muy simple (que en realidad he aplicado muchas veces en diferentes partes): vagando sin destino fijo, con cámara en mano para intentar retratar su belleza y descubrir uno que otro secreto que no estuviera expuesto a primera vista.

La buena vida…

La catedral

En mi primera tarde en Palma de Mallorca me dediqué a caminar por la orilla del mar, desde la marina cercana a mi hostal (en donde decenas de barcos descansaban y adornaban el paisaje), hasta llegar a la Catedral de Santa María, que con un color tierra y apariencia de castillo de arena, parece tener los poderes de un imán fotográfico que causa las mejores postales de la ciudad.

La catedral de Santa María

La catedral

Porque al frente de la Catedral de Santa María uno se siente insignificante. Y no es solo por su altura, ni por la belleza de su silueta, ni porque tiene una historia que se remonta a más de 700 años de antigüedad. Hay algo más que la hace atractiva, un atributo secreto – ¿tal vez indescifrable? – que cautiva y no permite alejar la mirada de esta enorme construcción neogótica.

La catedral fue el aperitivo perfecto para querer conocer la parte antigua de Palma de Mallorca. Sin embargo, al desaparecer el sol y con él mis energías, sería un plato fuerte que dejaría para probar hasta el día siguiente …

You Might Also Enjoy Reading